La oligoterapia es un arma más a considerar en la actividad de curar.


     Utiliza ciertos minerales y metales en el tratamiento de diversos problemas de salud ( manganeso, litio, cobre, magnesio, zinc, cobalto, oro...). Son sustancias que ya existen en nuestro organismo en muy pequeñas cantidades pero que son imprescindibles para que se produzcan adecuadamente las funciones e intercambios biológicos de nuestro cuerpo, actúan como catalizadores. Por tanto la ausencia o inutilización de un determinado oligoelemento producirá un desajuste metabólico que originará una patología.


     En principio son sustancias que se ingieren en la dieta, pero en ocasiones porque no hacemos una alimentación suficientemente variada en productos animales, vegetales y minerales o porque las sustancias químicas añadidas a los alimentos (cada vez más frecuente el uso de colorantes y conservantes)  tenemos un déficit o una inutilidad de oligoelementos. Aparecen entonces una serie de síntomas y alteraciones del comportamiento físico e intelectual, diferentes en unas personas y otras, según sea la forma de reaccionar de cada organismo.

     Habría entonces que prescribir uno o varios oligoelementos hasta que se halle el punto de equilibrio en el que se recobra la salud.